¿Dónde está la estación de radio dedicada exclusivamente a deportes?


***UPDATE AL FINAL DE LA NOTA

NOTA EDITORIAL: El deporte puertorriqueño tiene sus peculiaridades. Entre ellas el aire de misterio que rodea algunos temas, lugares y personalidades. Este es el primero en una serie que resalta algunas de las más interesantes interrogantes del deporte local.

¿Dónde está la estación de radio dedicada exclusivamente a deportes?

DESDE LAS GRADAS – Según mis amigos de Wikipedia, a 27 de junio de 2013 hay sobre ciento veinticinco (125) emisoras de radio (AM y FM) en Puerto Rico. Hay de todo tipo de formato en nuestro cuadrante radial: desde política y música clásica, hasta religión y reggaetón. Sin embargo, ninguna de las emisoras del país transmite programación deportiva 24/7 o tiene un formato de sports talk radio. Curioso, ¿no? Si usted quiere escuchar “debate” o “análisis” (y utilizo estas palabras con pinzas) en la radio tienes que soportar la política, economía o la situación fiscal. Pero discusiones de deportes poco o nada se escuchan. ¿Alguien me puede explicar cómo un país que le gusta tanto el deporte tiene numerosas estaciones de radio en formato de “talk radio”, pero ninguna dedicada 100% al deporte?

Sepa usted que según la más reciente clasificación de mercados radiales en los Estados Unidos, el mercado puertorriqueño ocupa el 15to puesto; de los primeros cuarenta (40) mercados en dicha clasificación, Puerto Rico es el único que no tiene una estación de radio-deportes. ¿Por qué?

“¿De qué hablas? ¡Si aquí hay una estación afiliada a ESPN Radio Deportes!”

Cierto es. WQII, mejor conocida como 11Q Radio 1140 AM es la estación insignia de ESPN Radio Deportes en la Isla, y, de paso, la estación oficial de mis Mets de Guaynabo del BSN. Veamos su programación diaria en horas pico (lunes a viernes de 6 am a 6 pm):

6-9 am: “A 1140 Millas Por Hora” (nombre medio cursi para un programa matutino del montón; nada tiene que ver con deportes);

9-10 am: “Quéjate con el Grillo” (programa deportivo (en papel) que aparenta ser transmitido desde un universo paralelo donde decir malas palabras al aire en inglés y español es perfectamente legítimo; en realidad es un foro para que el Grillo descargue su furia y nos deleite con sus teorías de conspiración y cuentos de sus juegos de dominó);

10 am-12 pm: “Gente con Nieves González-Abreu (sí, la moderadora se llama Nieves; y no es un programa deportivo);

12-1 pm: “Emoción Deportiva con Manuel Rivera Gómez (programa deportivo fidedigno que se promociona como que “no es de numeritos”; después de un rato te encariñas con el  hijo del Olímpico);

1-7 pm: “Hipódromo Camarero” (6 horas de caballos. SEIS. FRIKIN. HORAS).

En resumen (y estirando el chicle), 11Q cuenta con dos programas deportivos diarios que se asemejan al estilo de “talk radio”, y seis (6) horas en prime time radial de la tarde cubriendo el deporte de reyes, sirviendo a una población de fanáticos que recuerda con añoranza sus años de juventud bajo el reino español.

“Ah, bueno, pero si tenemos la Descarga y la Garata. Con eso nos curamos”

Ah, ellos. Sí. Están ahí. La visión de Guerra Fría y la perspectiva “más calle” dominan la radio deportiva puertorriqueña. El público radioescucha los sintoniza en grandes números a pesar de ser programas de poca calidad. Las discusiones en ambos son pobres y llenas de agendas mal disfrazadas. El análisis de temas deportivos, por lo general, es llanito y deficiente de raciocinio y/o data empírica; en ambos las conclusiones acomodaticias son la orden del día.

Propongo que la fanaticada los escuchan solo porque la oferta es limitada. A falta de pan, galleta. Así de hambrientos estamos. Y seguimos escuchándolos hasta que zumban de la baqueta esa última bufonería que colma la copa de la vergüenza ajena. Acto seguido apagamos el radio y nos refugiamos en los periódicos y redes sociales en búsqueda de voces inteligentes, interesantes y originales.

Sí, lo sé. Hay otros programas deportivos en el cuadrante de mayor o menor calidad que luchan contra viento y marea para ganar audiencia. También hay programas deportivos regionales que atienden de manera parroquial, pero genuina, los deportes de su comunidad. Para deportes fuera de nuestras costas el loop de ESPN News en WOSO los fines de semana es chévere pero no suficiente, pues no cubre la totalidad de nuestro universo deportivo.

La fanaticada continúa sedienta.

“Sports radio en EE.UU. es un ‘salpafuera’, con discurso vitriólico y violento. No queremos eso aquí”

Sí. Es una epidemia. Que no quepa la menor duda. Es el lado oscuro de los medios: el que grita para que lo escuchen porque es incapaz de razonar, comunicar y convencer.

Dicho eso, ¿debemos descartar el formato por la mera posibilidad de que parte del discurso sea negativo? ¡Claro que no! ¿Le pedimos a los escritores que frenen el verbo porque hay mediocres charros como Paulo Coelho dando vueltas por ahí? ¡No! No podemos descartar el formato cuando puede ser un instrumento adicional para fiscalizar el deporte, que tantos fondos del erario público recibe hoy en día. No podemos descartar el formato cuando puede ser una fuente generadora de riqueza en estos tiempos de estrechez, y una plataforma para periodistas deportivos y conocedores del deporte compartir sus conocimientos e ideas. ¿Por qué claudicar a un formato que potencialmente podrá difundir (léase exportar) nuestras opiniones y puntos de vista al exterior?

Tampoco debemos resignarnos a radio deportiva mediocre, pobre y/o mala. Hay que apostar y exigir debate deportivo de altura. Hay espacio y mercado para buenos comunicadores fuera del círculo de panas de antaño; para personas con perspectivas modernas, analíticas y de vanguardia; para aquéllos que pueden entrelazar la cultura popular y el deporte sin entrar en la chabacanería ni el faranduleo.

Pero el mercado se demuestra con público. ¿Y cómo demostramos que hay público? Exigiendo. Clamando. Haciéndose sentir.

Así pregunte una y otra vez: ¿dónde está la estación de radio dedicada exclusivamente a deportes?

UPDATE: varios meses luego de la publicación de esta entrada, TAB Radio Deportes contestó la pregunta final de la entrada cuando comenzó operaciones en Bayamón, Puerto Rico. Pueden escuchar su programación sintonizando el 101.3 FM y 97.7 HD3 o via web a http://www.tabdeportes.fm. Mayor del éxito a los muchachos de TAB PR.

Leave a Reply (Comente)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s