Obsesionando con Game of Thrones como si Fuera un Deporte


25 de junio de 2015

Desde las Gradas – Lo admito, Jorgito y yo somo de “esos” que hemos estado insoportables con nuestros allegados, obsesionando estas últimas dos semanas por el capítulo final de la quinta temporada de Game Of Thrones (GoT). ¡Bah! ¿A quién engaño? Llevamos obsesionando y haciendo sufrir a la gente a nuestro alrededor desde que comenzó la serie en abril de 2011 y hasta grabamos un Podcast sobre la serie el año pasado.[FN#1]

En más de una ocasión mi esposa me ha dicho cuando me escucha hablando, leyendo, viendo repeticiones de episodios o texteando sobre GoT: “estás como con lo del Equipo Nacional y Carlos Arroyo[FN#2]”; “estás como con Las Gradas”. ¿Se acuerdan que siempre hemos dicho que “[e]stamos aquí para hablar y escribir de deportes, vacilar, entretener y… darle un break a nuestras amistades y familiares de tener que escucharnos obsesionar sobre estos temas todo el día y muchas noches?; pues sí, hemos llegado a ese punto con GoT. Mi única defensa es que la razón por la que sigo GoT con la misma pasión enfermiza que sigo los deportes, es porque reúne todos los [peores] elementos que nos hacen obsesionar con los deportes (duras victorias, agonizantes derrotas, los buenos pierden, los malos ganan, nos suben expectativas y nos rompen el corazón, etc). Como verán más adelante, si bien en la superficie GoT es de espadas, magia, dragones, bastardos y mucho nudismo, también vemos que muchas de sus historias podemos relacionarlas con las del mundo deportivo (aun especialmente las más bizarras). Veamos:

[Supongo que en este punto tengo que hacer un SPOILER ALERT, en particular para los que no han visto ni un episodio de GoT. PERO, seamos honestos: si no han visto ningún capítulo pienso que a estas alturas jamás verán la serie y, más importante aún, dudo que aun estén leyendo esta columna]

“Mi equipo siempre pierde” – Es difícil ver GoT y no ser fan de los Starks. Son honorables, fuertes de carácter y “underdogs”. . .y por supuesto, SIEMPRE pierden [mueren]. Es difícil no sufrir cuando muere un Stark, como también lo es cuando pierde nuestro equipo; y, lo peor de todo es que SIEMPRE nos engañamos y nos decimos que con este Stark (o este año) “todo será distinto”; por supuesto, el resultado siempre es igual pero como quiera nos dejamos sorprender y acabamos destruidos. Por ejemplo, si somos honestos, ¿en 2015, deberíamos sorprendernos cuando el Equipo Nacional de Baloncesto de Puerto Rico pierde? Exacto. Pues tampoco nos debe sorprender que durante la quinta temporada de GoT a algún Stark le suceda algo terrible. Aceptémoslo, el escritor los odia[FN#3], tanto como nos odian los dioses del baloncesto a nosotros en Puerto Rico (“the old gods and the new”), lo que naturalmente, me lleva a lo siguiente:

“Los Starks de Winterfell” – Ahh, nuestros queridos y siempre torturados Starks, que viven en el frío norte y siempre están a la espera del invierno. Se que los Raptors y su “We the North” han querido reclamar sangre Stark, pero la verdad es que esos furiosos fanáticos Raptors en verdad están “north of the wall”, por lo que serían más “wildlings”que otra cosa (lo cual no es muy malo). Dado que los Starks son mis favoritos, me siento tentado a hacer el caso en favor de mis Pistons. Son de una ciudad tan fea y fría como Winterfell (Detroit); han tenido campeonatos (reyes); son la epítome de “blue collar”; era una ciudad industrial grande e importante en el pasado que ha caído en desgracia (crimen y quiebra); pero aun así, ocupan una región que a la hora de gobernar un país y ganar elecciones (hacerse Rey) hay que contar con ellos.

Pero, la verdad es que por más que quiera dárselo a los Pistons, no quiero condenarlos a las torturas que viven los Starks, y además, reconozco que existe un equipo y una fanaticada más cualificada. Y es que en el deporte solo hay una fanaticada que ha sufrido tanto como los Starks, por supuesto, me refiero a los Cubs. Los Cubs son de una ciudad importante (the “Second City”) en donde el frío es desesperante y el invierno siempre está a la vuelta de la esquina. Y por supuesto, nadie conoce más de tortura que los fans de los Cubs (recibirla, no darla). Los Cubs van a ganar una Serie Mundial el día que un Stark ocupe el Iron Throne.

“Los Lannisters” – No estoy buscando ser demandado, así que no estoy acusando a nadie en el deporte de un romance entre hermanos[as] (estilo “Blades of Glory”), pero miremos a los Lakers. ¿A caso hay duda de que en el mundo deportivo, los Lakers son los Lannisters? Son insoportables; viven en una tierra de buen clima, riqueza, intriga y mucha gente rubia (y sí, en Holywood también hay muchos enanos, por cierto); juran que son la franquicia más importante aun cuando no reinan; y, piensan que con dinero siempre podrán comprar campeonatos (y a veces lo logran, para molestia de muchos). Y ahí no para la cosa; estoy seguro que ningún fan de los Lakers negará que el heredero Jimmy Buss es un Joffrey de la vida (sí, se que algunos esperaban que dijera Kobe), pero, se preguntarán, y ¿dónde está la relación incestuosa? Sencillo, la hija de Dr. Buss, Jeanie, siendo parte de “management”, se enamoró del “head coach” de la franquicia, el legendario Phil Jackson, quien ha sido un “King Slayer” con sus 11 campeonatos en la NBA.[FN#4]

¿Cómo fue? ¿Quieren comparaciones con el BSN y PR? Ok – Primero pensé que Peter John Ramos era Gregor Clegane, “The Mountain”, pero luego escuch’e un grito en mi mente, ¡“HODOR!!!”; Fufi es Lord Walder Frey; el Lcdo. Carlos Beltrán es Roose Bolton [¿por qué? Littlefinger sería darle demasiado crédito…jejeje]; a Paco, le compraron un “sandwich” pero lo decapitaron como a Ned Stark; a Carlos Arroyo lo apuñalaron como a Jon Snow, con Rick Pitino haciendo de Olly (hey, es mi columna, tenía que hacerlo jeje); al “Red Viper” le gustaba el vino y el “vacilón” y en su momento grande, arrancó matando, lució como nunca y perdió como siempre, chacho, a ese le encontramos raíces boricuas más rápido que a Ricardo Ledó; y, por último, en Puerto Rico no nevará pero en nuestro deporte sabemos que “Winter is [ALWAYS] coming”, y, ¿a caso y alguien duda que nuestra historia deportiva es un “Red Wedding” tras otro? Ahh, se me olvidaba, Varys es. . .[na, mejor paro, ahí si me puedo llevar una demanda o quizás hasta una “descarga original”]. . .

Ahora los dejo, que tengo que meterme en Google, que Jorgito me asegura que el color de los ojos de Jon Snow cambió cuando “murió” y que hay nuevas teorías de cómo lo van a revivir en la próxima temporada. ¡Porque si de algo no tengo duda, es que en la próxima temporada, seguro GANAMOS!!!

Por: Gaby Desde las Gradas

Notas al calce o “Footnotes”:

FN#1 – En aquella ocasión también conversamos de la serie “Mad Men”, que recién culminó.

FN#2 – Comentario de Jorgito: “I hear ya, Yani”

FN#3 – Comentario de Jorgito: “George R. R. Martin tuvo un trauma de niñez con alguien de apellido Stark; no hay otra”

FN#4 – Comentario de Jorgito: “Gracias a dios por el desastre que son los Knicks. Desenmascara lo ‘overrated’ que es Phil Jackson. Red Auerbach es su papá”.

Leave a Reply (Comente)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s