Los Ganadores y Perdedores de la Final de la NBA


17 de junio de 2015

Desde las Gradas – Bueno, finalizó otra Final de la NBA y con ella, otra temporada. Sabemos que Golden State y su fanaticada ganó y que Lebron y los Cavs perdieron. Pero, hubo otros perdedores y ganadores, algunos obvios y otros no tan obvios. Veamos:

GANADORES:

Riley Curry – A un lado Pat Riley, que la NBA encontró su nueva Riley y las redes sociales una nueva razón para inundar timelines de Facebook. Y a diferencia de ese otro Riley, esta no actuó como niño malcriado porque Lebron jugara para otro equipo.

Draymond Green – Luego de una sólida carrera colegial, Draymond tuvo que sufrir ser seleccionado en la segunda ronda (pick 35) del NBA Draft de 2012. Ahora, se dirige a la agencia libre (agente libre restringido) luego de una temporada de ensueño en donde se le dio mucho crédito por la actitud ganadora, “toughness”, química y defensa que mostraron los Warriors a lo largo de la temporada. Este verano le debe hacer honor a su apellido, recibiendo mucho billete de ese color cuando reciba ofertas cercanas a “max money”, por los próximos 4 o 5 años.

La Ciudad de Oakland – En el 2018 verán el equipo mudarse a una lujosa arena al otro lado del puente, a San Francisco; pero el 2015 siempre será de ellos. Su primer campeonato desde 1975, para una de las fanaticadas más ruidosas y fieles de la NBA. Ya no tienen que pretender que les cae bien Rick Barry, tienen a Steph Curry.

Gerencia de los Warriors – 1) Salieron de un coach mimado por la prensa, con récord ganador, para contratar a uno con cero juegos de experiencia como dirigente y que se esperaba firmara con su mentor original, Phil Jackson, en los Knicks; y, 2) Rechazaron incluir a Klay Thompson en un cambio con los Timberwolves, para traer a Kevin Love, cuando muchos argumentaban que Love era el mejor delantero fuerte de la NBA. Ambas decisiones lucen geniales ahora.

JR Smith y Iman Shumpert – Si, si, lo sé, uno es un problemático temperamental y el otro es el miembro perdido de Kid ‘n Play (si no conocen la referencia, en lugar de hacerme sentir viejo, busquen en Google) y su equipo perdió en la final. PERO, ambos jugaban con dinero de la casa. Empezaron la temporada con el desastre atómico que se llaman los Knicks y terminaron como jugadores esenciales en el cuadro regular en una final de NBA.

El Culto al Triple! – En una liga de “copycats”, muchos buscarán (y fracasarán) sus propios “splash brothers”, y no habrá un equipo el año que viene sin un “stretch four”. Pace and space, smallball is here to stay.

Coach David Blatt – Esta me puede rebotar en la cara si GM Lebron lo bota en un mes, pero lo cierto es que tras un duro comienzo en un equipo difícil de dirigir con expectativas duras de llenar, Blatt empujó a los Warriors a emplearse al máximo a pesar de tener un equipo diezmado por lesiones. De hecho, llevó al mejor equipo de la liga a echar a un lado el “gameplan”, jugar a su paso la mayoría de la serie e iniciar a mitad de serie con un cuadro abridor que no había iniciado en toda la temporada. Nuevamente, los Cavs tenían a DOS KNICKS en su cuadro abridor y Mosgov pareció ser su segundo mejor jugador de la serie. MOSGOV!

PERDEDORES:

Mark Jackson – No había nadie viendo la serie por TV, que no se sentía incómodo con Mark Jackson teniendo que comentar los 6 juegos de una final en ruta a la coronación del equipo.

Jeff Van Gundy – Soy fan de Jeff, pero hay que decirlo, “he has jumped the shark” como comentarista. Estaba insoportable. Y para colmo, no disimuló mucho que le iba a los Cavs, así que perdió por partida doble. Alguien dele trabajo a Jeff como dirigente, ya!

Lebron James – Sí, fue el líder en rebotes, puntos y asistencias de la final; posiblemente hasta merecía el MVP a pesar de estar en equipo perdedor; es el mejor jugador del planeta (hey, dejen el hate, es verdad); a sus 30 años ha ido a 6 finales (lo cual es más que MJ y Kobe a esa edad); PERO, su record es perdedor 2-4; y, tú no puedes decir que eres el mejor jugador del planeta a la prensa (aunque sea verdad) y perder al otro día, o pelear, gesticular o reclamar en cada jugada, y esperar que la gente no te caiga encima.

La Ciudad de Cleveland – Estimados residentes de Cleveland, tienen que aceptarlo, los dioses del deporte los odian y los odian con pasión. La ciudad de Cleveland no celebra un campeonato desde los Browns en el 1965, y aun ese, fue dos temporadas antes del primer Superbowl. Los Cavs nunca han ganado y los Indios no ganan una Serie Mundial desde 1948. Y por supuesto, han tenido que sufrir ver a los antiguos Browns, hoy Ravens, ganar dos Superbowls desde que abandonaron a Cleveland por Baltimore en 1996.

ESPN – Estaban listos para entregarle las llaves de las oficinas de Bristol a Lebron y a inundarnos de semanas de programación sobre Lebron 24/7 y debates y temas trillados como “Mt. Rushmore” del deporte; MJ v. Bron; Lebron el hijo pródigo; lugar de Lebron en la historia; la mamá de Lebron que lo crió sola en Akron; Skip v. Stephen A. Smith, etc, etc etc.

Mathew Dellavedova – Sí lo sé, se convirtió en el “media darling” y supuesto “Curry stopper”, y su camisa desapareció de las tiendas como todo un Jeremy Lin australiano. Que le pregunte a Jeremy, cómo le ha ido desde entonces. Como dije ayer, ese timbre que escuchan, es la alarma anunciando el final de los 15 minutos de fama de Dellavedova.

¿Y ustedes, tienen algún otro ganador o perdedor?

Por: Gaby Desde las Gradas

Leave a Reply (Comente)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s